Ni el chocolate me sabe mas dulce que tus deliciosos labios



martes, 20 de marzo de 2012

CAPITULO 142: SOLO



Capitulo ciento cuarenta y dos:

De pronto dejo de caminar y se tiro prácticamente arriba de una de las sillas agacho su cabeza y la tomo entre sus mano.

Y empezó a peguntarse [i] ¿Qué demonios paso conmigo en estos meses? [/i]

Apenas recordaba el día que se había ido de la casa. Va lo único que recordaba era que había cancelado el viaje que tenia que hacer y se fue a un hotel y una vez ahí se fue al bar que este tenia.

Lo único que recordaba después fue el despertar en el suelo de la habitación en que se alojaba con un tremendo dolor de cabeza, y un desorden total en la pieza.

No recordaba nada de lo que había hecho la noche anterior pero no fue difícil sacar sus conclusiones a ver a una rubia semidesnuda en la cama tapada con una sabana nomás.

En ese momento se agarro la cabeza, se quería matar ver lo que seguramente había hecho, con bronca con el mismo  fue hacia la cama y la deserto y sin mas la hecho, y por lo que esta había dicho había pasado lo que se temía.

Después de eso se quedo encerrado durando todo el fin de semana y recién salio el lunes para trabajar, allí se encargo de os papeleos y le pidió a su secretaria que se ocupe de buscar algún departamento en venta o en alquiler, pero que sea rápido.

Toda esa semana estuvo con el peor humor que se pudiera tener y mas teniendo en cuenta que el nunca era de estar así, cosa que extraño a todos sus empleados. Había hecho una rutina casi, del hotel a la empresa y de la empresa al hotel.

Esa misma semana consiguió alquilar un departamento completamente amplio con varias habitaciones ya que estaba muy acostumbrado a eso.

Se sentía tan vacío, dolido, confundido, enfurecido. Tantas mezclas de sentimientos que no podía entender. Pero más que nada me sentía solo.

Al acomodarse a su nuevo “hogar” y sin hablar con nadie al menos de que sean de negocio la charla.

Nicolás empezó los trámites de divorcio. Y aunque se sorprendió al ver que Emilia. Él esperaba que no le diera tan fácil el divorcio y mucho menos que no pidiera nada para ella, que no exigiera nada que solo pidiera para luz. Aunque mas que sorprendido estaba amargado por esto, el quería, necesitaba razones para poder odiar a Emilia, porque aunque quisiera no podía. Y los tramites de divorcio ya estaban en marcha.

Y más que nada, le dolía el separarse de ella y entonces decidió alejarse, no verla ni por casualidad porque sabia que en cualquier momento podía caer a sus pies como un tonto, perdonándole todo. Pero sin darse cuenta también se fue alejando de sus hijos.

Se había encontrado con Jimena, la madre de los amiguitos de luz. Con ella mantuvieron al principio una conversación fluida, parecían conocidos de toda la vida. Y hasta pareja.

Jimena le había contado muchas cosas de su vida, su matrimonio frustrado, la falta de apoyo cotidiano de sus padres por ella, y hasta el gran error y dolor de su vida. Cuando esta le contó lo último Nicolás quedo tan impresionado que no le entraba en la cabeza. Y su búsqueda continúa por reparar ese error.

Luego cada vez se juntaban mas, tanto que ya se había hecho amigo de sus hijos mientras que también se enteraba que luz, su hija no se juntaban con ellos desde que lo vieron a el jugando con ellos en el parque. Siempre pasaba por la casa de ellos después del trabajo y luego se marchaba a su departamento.

Hasta que un día había invitado a Jimena a que conozca su departamento y al salir de este para cenar en un restaurante  en un acercamiento se terminaron besando, cosa que no esperaba que este beso lo presencie su casi ex esposa. Y mucho menos esperaba la noticia que le daría después.

No sabia si era cierto lo del embarazo, si eran suyo o de Benjamin ¿acá so este no se quiso hacer cargo por eso le quería hacer cargo a el? ¿Seria otro engaño?

continuara...

1 comentario:

  1. Sgue siendo un necio,sufre xk la ama,pero inicia otra relacion.

    ResponderEliminar